6.12.07

ZeitGeist


He llorado, sobretodo al ver a Carl Sagan. Si alguna vez se consigue vencer todo esto, deberían de abundar las personas como él. Pero ahora lloro viendo que su positivismo es inútil.
Y es que lo que más me reconcome es tener la certeza de que si esas personas cuya ambición transciende los límites terrenales (cómo se puede amibicionar de esa forma! Es increible que esas personas pudieran llegar a concebir qué objetivos alcanzarían y qué hacer con ese poder y ese dinero!) no hubiesen llegado al poder...

...todo ese sufrimiento...

...esa gran lacra de grandes guerras mundiales, toda esa sangre en cada país...

...y toda esa gente malviviendo, preocupándose de seguir vivos cuando si les hubiesen dejado en paz sólo tendrían que pensar en ver jugar a sus hijos, en disfrutar...

... disfrutar de las pequeñas y baratas satisfacciones que nos rodean. Y sin embargo...

...han cogido nuestras vidas, las de todos, y les ha importado una misma mierda, no éramos su familia, no nos conocían, no nos iban a ver por la calle sufrir...

Y nos han LLENADO LA CABEZA de necesidades inalcanzables, de infelicidad, de frustraciones. Tengo 23 años y problemas de hígado debido a la obesidad porque como por frustración, por ansia, porque es lo que tengo en la cabeza, es lo emocional, y aunque piense, conozca y sienta, lo hago... y peso casi 90 kilos. Y lo más grave es que aunque me hayan condenado a la infelicidad psicológica, a la realización de mi persona a través de lo sencillo, aún así, pertenezco al 15 % afortunado, porque lo que le ocurre al 85 % restante no se puede contar, no porque no haya voces, sino porque aún no se han inventado palabras que puedan describirlo, porque es tan grande, tan inconsumable, que no se lo puede concebir y ponerle nombre.

Si quereis grabar grabamos, si quereis manos yo tengo dos, si quereis tiempo haremos gaupasa... pero yo ya estoy harta de opinar pensando que es imposible hacer nada, que quién soy yo para cambiar nada... estoy harta de intentar concienciar y quedarme con un palmo de narices, porque todo el mundo está cómodo. Yo hace dos años que kité la televisión de mi casa, y cuando quiero ver una estúpida serie americana o un documental sobre como va el mundo, tengo este medio. Yo decidí que no quería contaminarme más, porque bastante tiempo he estado ya expuesta, con secuelas y pajas mentales que me influirán hasta que caiga sin vida.

Sí...
...la muerte, la dulce muerte que nos iguala a todos...
A veces lo único que me reconforta es que da igual quien seas, da igual los pocos remordimientos que hayas tenido para alcanzar tu poder, a la hora de morirte no te va a servir de nada, porque no hay nada que la pare, y entonces estarás allí conmigo, si hay un infierno, tanto como si hay un mundo al estilo sumerio, donde envueltos en plumas solo aspiramos a que nos den agua en una total oscuridad... sé que estarás allí conmigo HIJODEPUTA.

2 comentarios:

Abby Reed dijo...

Que gran verdad.

Pablo Estèvez dijo...

Wow!!!!! Que maravilloso blog!! de verdad felicidades! Este blog es como una cubetada de agua helada que te prepara para afrontar la realidad sin maquillaje; que bueno que he encontrado éste oasís de verdad en el desierto de la estupidez y la mentira.

Un escritor que a mi me mueve mucho dice que una persona se enferma cuando hay:

1.- Una prohibición, te prohíben ser lo que eres.

2.- Una falta de conciencia, no te das cuenta de lo que eres.

3.- Una falta de belleza, si la pierdes enfermas.


La enfermedad es una información que nos falta, es un grado de inconsciencia.
Si no somos conscientes, no nos curamos y consideramos enfermedades a cualquier desequilibrio intelectual, emocional, creativo-sexual o material.

Y yo creo que eso no es sólo a nivel de individuos, es también a nivel sociedad y mundial; la clase dominante tiene por consigna enfermarnos a nivel material, creativo, intelectual, emocional y sexual; lo peor de todo es que las masas, como dice la cita, en lugar de escupirles les aplauden; pero blogs como el tuyo hacen que la verdad no muera, si tu te iluminas se ilumina el mundo entero.
Un abrazo.