10.7.07

The Yes ( Oh Yes! ) Men

Vivimos en un mundo fascinante. En él, podemos hacer que un ser humano coma después que un cerdo lo que el cerdo no haya querido comer, o bien elegir un país que nos guste, privatizar sanidad, escuelas, comunicaciones y servicios básicos para luego venderlos a empresas de capital extranjero.
Por supuesto, los que podemos no somos nosotros, sino un grupo de personitas con muchos títulos o mucho dinero ( los títulos no son imprescindibles) que dirigen tu vida y la mia a través de un organismo internacional llamado la Organización Mundial del Comercio.

Que esta gente siga haciéndose un plan de pensiones para dentro de 10 años dejar al 1º, 2º y 3º mundo en pelotas es algo que ninguno de nosotros puede evitar, dar gracias a que podemos opinar. Porque no les hace falta oprimir, ni abolir la libertad de expresión, llenan sus carteras con nuestra ignorancia, nuestro pasotismo y desinterés, alimentado durante años por los medios a los que tan ciegamente escuchamos.
Ciegos, mancos y lobotomizados, solo nos queda retorcernos en ese sueño que no podemos pagar, esclavizados por un entorno que se aliena convencido... o no?

En 1999 dos jóvenes y la gente que les apoyaba se embarcaban en un proyecto que se ha visto como uno de los mayores intentos de concienciación en lo relativo a este tema. Su mayor arma fue su descaro y con ella consiguieron demostrar la total impunidad que posee la Organización Mundial del Comercio.

Si quereis pasar un rato divertido podeis ver "Solo en Casa IV"
Si quereis reir a carcajadas mientras observais como 200 de las mentes más importantes de nuestro mundo "tragan" sin la más mínima objeción cualquier protesta hecha por estos muchachos, echad un ojo a ESTO.

Les han llamado terroristas, gamberros, perturbados...
... que mala es la envidia.

2 comentarios:

Abbey Road dijo...

Oh, has actualizadoooo xD

Shakarina dijo...

Ohhh!
La has leído? oO